Úlcera varicosa - Descripción y tratamiento

¿Tiene insuficiencia venosa? Preste atención a las pequeñas venas ramificadas en las piernas, pueden convertirse en abultamientos de venas varicosas y aparecer pigmentaciones . Incluso las lesiones de la piel apenas visibles puede conducir al desarrollo de una úlcera varicosa. La herida a menudo puede provocar infecciones, lo cual puede complicar considerablemente su salud.

Nota:
No utilice este artículo ni ningún otro del internet para determinar un diagnóstico. Sólo un médico puede realizarlo. No posponga la visita al médico y busque una solución a su problema de salud a tiempo.

¿Está buscando solución para dolores, circulación sanguínea insuficiente e inflamación?
Ahora con la posibilidad de probar gratis la magnetoterapia Biomag 3D.
Probar
Úlcera varicosa: descripción, terapia
Fotografía : Úlcera varicosa

Descripción de la úlcera varicosa y las causas

La úlcera varicosa es una afección grave que requiere solución inmediata. Se trata de la desintegración crónica de los tejidos superficiales en las extremidades inferiores.

Es una complicación crónica de insuficiencia venosa cuando está afectado el flujo sanguíneo retrógrado de válvulas venosas. Provoca un trastorno grave de la circulación de sangre oxigenada en la extremidad y una falta de oxígeno y nutrientes necesarios para el funcionamiento de los tejidos.

¿También usted corre el riesgo del desarrollo de úlcera varicosa?

En el origen de la úlcera varicosa puede influir también el estilo de vida. Los factores de riesgo son el trabajo sedentario, la falta de ejercicio, el tabaquismo, la obesidad y la anticoncepción hormonal.

Las causas de la úlcera varicosa pueden ser varices, hipertensión, diabetes, gota, aterosclerosis y otras enfermedades sistémicas.

¿Puedes estar en riesgo por tu peso?

Calcula tu Índice de Masa Corporal (IMC). El cálculo consiste en dividir el peso, expresado en kilos, entre la estatura, en metros, elevada al cuadrado (kg/m2). Si el IMC está por encima de 30, deberías adoptar medidas preventivas.

Tratamiento de la úlcera varicosa – cómo deshacerse de los síntomas

 El tratamiento se basa en abordar las causas de la úlcera varicosa. Consiste, sobre todo, en mejorar el suministro de sangre oxigenada a los tejidos, eliminar infección y estimular la curación del tejido.

El tratamiento es:

  • médico (para mejorar la calidad de la pared vascular y tratamiento vasodilatador, antiagregante),
  • quirúrgico (desde cirugía tradicional hasta enfoques mínimamente invasivos).

¿Qué ayuda en las úlceras varicosas?

En el caso de los defectos, localmente se recurre a métodos para curar heridas, como la curación húmeda o fisioterapia.

También es importante una actividad física regular para estimular la microcirculación y mejorar el suministro de sangre oxigenada y nutrientes al tejido subcutáneo y a los músculos.

  • Varices de las extremidades inferiores: Venas varicosas.
  • Hipertensión: Presión arterial elevada.
  • Retorno venoso: El retorno de la sangre de los capilares a través de las venas de vuelta al corazón, es decir el volumen de sangre que fluye a través de las venas hacia el corazón por unidad de tiempo.

Dentro del tratamiento fisioterapéutico de algunos síntomas de la úlcera varicosa, la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia desempeña un papel importante, gracias a sus efectos analgésico, antiedematoso, curativo y antiinflamatorio.

No influye en la luz de arterias de mediano y gran tamaño, pero mejora considerablemente la microcirculación de la sangre oxigenada en las partes expuestas gracias a su efecto vasodilatador sobre los capilares y precapilares. Reduce la inflamación, alivia el dolor, estimula la curación de los tejidos dañados aportando un alivio general.

La ventaja es la posibilidad de uso individual en un entorno de cuidado domiciliario que permite al paciente seguir con el tratamiento intensivo fuera de un centro sanitario.

Otra ventaja es la posibilidad de iniciar el tratamiento a tiempo cuando aparecen los primeros síntomas. Las aplicaciones en casa son beneficiosas como prevención y mantenimiento de una condición “sostenible” del paciente.